Derechos


Es raro como ahora parece ser que absolutamente todo son derechos naturales. Todo lo que queramos y lo que nos venga en gana. Se ha perdido la noción de derecho, y el hecho de que todo derecho debe venir acompañado de un deber.

¿Quiéres hacer algo? Llámalo derecho, y hazlo, y si alguien te dice lo contrario, entonces ponle el sufijo -fobo. Así le darás apariencia de retrógrado y nadie osará discutir tu autoridad. Aquel que te contradiga vive en el mundo antiguo.

Es como cuando en los años 40 a cualquiera que pusiese en cuestión la autoridad de la Internacional Comunista o discutiese sus métodos o sus ideas, le tachaban de fascista. O en el otro lado de la balanza, como en la Guerra Fría en los EE.UU. todo aquel que discutiese los métodos gubernamentales del asunto, o discrepase con el gobierno, era un comunista. Esto, de hecho, se sigue haciendo ahora, y es lo que denuncio.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s