¿En qué sentido gira el agua?


Es bien conocido el hecho de que el agua del retrete gira en un sentido u otro dependiendo del hemisferio de la Tierra en el que nos encontremos, y si preguntamos que porqué pasa esto, siempre saldrá el que diga con seguridad y confianza que es por el efecto Coriolis.

Pues bien, una vez entendido el efecto Coriolis (y fuerzas inerciales en general), vemos que esto es falso. El agua no tiene porqué girar en ningún sentido. El efecto Coriolis es producto de la rotación de la Tierra, pero es en general una fuerza inercial que aparece en un sistema de rotación y que aparenta cambiar la dirección de un objeto según el marco de referencia.

Como vemos, desde un sistema de referencia externo a la plataforma que gira, la pelota sigue una dirección constante. Va en linea recta. Cuando montan la camara en la plataforma, la pelota sigue un linea curva… Esto se debe a la aparición de fuerzas inerciales. En la plataforma hay constantemente fuerzas centrípetas, como en todo objeto que esté girando. Al ponernos en el propio sistema, consideramos que no hay tales fuerzas, pagando a cambio la aparición de estas fuerzas.

Otro ejemplo de fuerza inercial lo podemos ver en la razón por la que los astronautas en la estación espacial parece que no caen. Parece que no hay gravedad. Bien, es lo mismo. Mirándolo desde un sistema de referencia externo, vemos que llevan velocidad perpendicular a la aceleración suficientemente grande como para estar en caída libre continua: conforme van cayendo se mueven alrededor de la Tierra (lo mismo por lo que la Luna no se cae). Si nos metemos en la estación espacial, entonces no tenemos en cuenta la fuerza centrípeta que actúa sobre el sistema, aparece sin embargo una fuerza inercial opuesta a la gravedad que parece contrarrestarla.

La razón por la que esto no afecta al agua del lavabo o retrete es porque son masas de agua muy, muy pequeñas. El efecto Coriolis se tiene en cuenta con masas enormes de agua o gas, como mares, océanos y la atmósfera. Sin embargo, esa aceleración de Coriolis en una masa tan pequeña es despreciable. El efecto Coriolis aparece en la Tierra por ser esférica y girar, hay partes de la masa que están más cerca del eje de giro que otras. En el lavabo, la distancia de radios es tan sumamente pequeña que la aceleración de Coriolis se desprecia. El sentido de giro viene dado por cómo entre el agua en el lavabo, si en las tuberías hay marcas, si está inclinado, etc.

Si lo pensamos, si el efecto de Coriolis se pudiese notar a tan pequeñas distancias, también nos afectaría a nosotros. No seríamos capaces de andar en linea recta… Hasta aquí, el tiempo que puedo sacar para postear cualquier cosa.

Un saludo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Física y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s